miércoles, 15 de febrero de 2012

Villanueva de la vera
Lema: “El paraíso de los sentidos”

Acceso: Desde Cáceres, por la Autovía de la Plata (A-66) hasta llegar a Plasencia. En esta población, tomamos la Ex203, carretera que lleva a la Comarca de La Vera.
Desde Madrid por la Autovía 5 dirección Badajoz, salida 148 Oropesa, Madrigal de la Vera, Candeleda y tomar la CM 5102, dirección Madrigal de La Vera, continuada la Ex 203 dirección Plasencia y aproximadamente a 8 kilómetros entrada al pueblo.
Historia
“El origen de esta localidad se remonta  a  los años 1452 y 1470, se fundó a pocos metros de la antigua aldea de Casillas, la cual en este momento pierde su nombre, integrándose en la nueva aldea de Villanueva. El resto de las aldeas que estaban en el hoy término municipal de la población fueron desapareciendo, primero Curuela y La Mesa en el S.XV. Después Salobrar, en el S.XVI, privada por la ambición de Plasencia de términos comunes donde pastar su ganado. Villanueva fue ganando importancia, aumentando la población y sus términos a costa de las antiguas aldeas, lo que la llevaron a convertirse de la aldea más importante del “Señorío de Valverde” (fuente Jose Manuel Novoa, “El señorío de Valverde S. XIII-XVIII: Hª política y socioeconómica de Valverde, Villanueva, Viandar, Madrigal y Talaveruela en la Vera de Plasencia”, 2006)


Atractivos turísticos
Plaza Aniceto Marinas
El costado norte, que es el que recibe el sol desde el mediodía, está conformado por dos grupos de casas  de cuatro plantas. El primero lo constituyen tres viviendas con soportales de columnas de madera de sección cuadrada, algunas con basamento de piedra. Los soportales contrastan con la primera planta que es una masa horizontal blanca con tres ventanas verticales en balcón de madera, que corresponden a cada una de las viviendas que componen el conjunto. La planta segunda está formada por un balcón continuo… la tercera planta rompe este ritmo ascendente con tres volúmenes diferentes.
El segundo grupo de casas que completa este costado norte de la plaza está compuesto por cuatro viviendas de cuatro plantas. Este conjunto es el único representante de la arquitectura característica de la Extremadura central.

Iglesia Nª Sª de la Inmaculada; Sus muros se levantan con aparejos de mampostería granítica (obra de albañilería a base de piedras poco labradas o sin labrar) reforzado por sillares (piedra escuadrada) en las en las esquinas y contrafuertes exteriores. Por fuera lo más interesante d la iglesia está en la portada septentrional donde, en le arco carpanel con bases y capiteles góticos, las columnillas están decoradas con un tema vegetal. En la puerta se pueden ver los ddos escudos – blasones- de los Zúñiga y los Velasco, los Condes de Nieva, señores del lugar que llevaron estos apellidos desde finales del siglo XV.
La planta es espaciosa, 43 por 15 metros, siguiendo la tradición gótica con algunas formas renacentistas, es rectangular con una cabecera poligonal profunda, la sacristía junto a la capilla mayor y la torre del campanario.
En el crucero se puede disfrutar, a cada lado, de dos altares cuyos frontales están hechos con azulejos talaveranos del siglo XVI: ambos iguales, variando el motivo central al que están dedicados. Las piezas de estas obras, como las del resto de altares que perduran en la comarca ( Valverde de la Vera, quizás el mejor conservado, Viandar, Aldeanueva, Tejeda del Tiétar, Pasarón) están pincel y reciben el nombe de azulejos  “pisanos”.
La bóveda de de la Capilla Mayor es de crucería estrellada, en cuya clave central se halla esculpido el escudo del obispo Gutierre de Varga Carvajal. En la sacristía, la clave central de su bóveda lleva esculpido un escudo de don Pedro Ponce de León, bajo cuyo obispado se inaugura la iglesia el 4 de marzo de 1571, el retablo y la pila bautismal se trajeron de la iglesia de San Justo. También se puede apreciar una talla de San Antoni del escultor Aniceto Marinas, autor entre otras obras del Velázquez de la entrada del Museo del Prado. Junto a artistas de otras poblaciones también trabajaron en esta obra otros maestros locales como los carpinteros Juan Fernández Mercado y Andrés y Pedro Jiménez o los canteros Juan de la Osa y Juan de Naveda.
En lo referente a bienes muebles hay que destacar el retablo mayor churrigueresco, con imágenes del siglo XVIII, rematando el ático un crucificado del siglo XVI. En el muro de la epístola, un retablo del siglo XVIII con Crucificado de excelente calidad artística, de principios del siglo XVI. En el crucero existe un retablo con pinturas muy deterioradas fechables en la segunda mitad del siglo XVI.
Al salir de la  plaza de la iglesia nos encontramos con un balcón doble, poco frecuente en Villanueva pues la mayoría de las casas tienen un solo balcón corrido en la tercera planta. Bajo los balcones los dinteles de piedra merecen una mirada.
Plazuela La Barrisca
Calle del rincón
Lancho de la panderona
Fuente de El Chorrillo. Casas singulares
La fuente del Chorrillo, otra mas de las que riegan Villanueva, pensada para el ganado, buen sitio para un descanso,..
Calle del Túnel
Iglesia de los Santos Justo y Pastor; Está en ruinas, se conservan restos de fines del S.XV. Este templo quedó pequeño  ya que durante el S. XVI, Villanueva conoció uyn importante crecimiento demográfico, es cuando se inicia la construcción de la iglesia de Nuestra Señora de la Inmaculada.
Ermita del Cristo
Ermita de San Antón
Casa del Barco

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada